ACCEDES

Introduction

8 requisitos para que la información garantice la accesibilidad cognitiva en edificios

¿Qué necesita un edificio para garantizar la accesibilidad cognitiva? A esta cuestión responde «Accesibilidad cognitiva en el uso público de los edificios», promovido por CERMI y en el que ha participado ACCEDES.

8 requisitos para que la información garantice la accesibilidad cognitiva en edificios

Imagen: Unsplash

¿Qué necesita un edificio para garantizar la accesibilidad cognitiva? A esta cuestión responde el reciente libro «Accesibilidad cognitiva en el uso público de los edificios», promovido por el CERMI y en el que han participado expertos de ACCEDES.

El punto de partida de «Accesibilidad cognitiva en el uso público de los edificios» es distinto. No se habla de edificios de uso público sino de uso público de los edificios. Es un nuevo paradigma que hay que tener en cuenta al instaurar la accesibilidad cognitiva.

Así, en el libro se subraya que hay que «dotar de accesibilidad no solo a los edificios de uso público sino también a los privados en aquellas partes que estén abiertas al paso y uso del público en general».

La accesibilidad cognitiva debería garantizarse en cualquier edificio y en cualquier espacio. Para ayudar a ello y establecer un marco común desde donde trabajar, CERMI ha publicado esta obra, que se enmarca dentro de su colección ‘Inclusión y Diversidad’.

En el acto de presentación de la misma, Fefa Álvarez, asesora de accesibilidad universal del CERMI destacó como con este libro se logra un consenso muy necesario.

En el equipo de redacción y coordinación han participado expertos de ACCEDES. Así, está Isabel Cano, directora técnica en accesibilidad cognitiva de ACCEDES y participante de las Comisiones de Accesibilidad Cognitiva y
Lectura Fácil del CERMI en representación de la Asociación Aspacen. Y Álvaro Cervera, CEO de ACCEDES y participante de las Comisiones de Accesibilidad del CERMI.

«Cuando hablamos de uso público de los edificios nos referimos también a todos los espacios que lo rodean hasta llegar, por ejemplo, a la puerta de los edificios de viviendas de uso privado», comentó Álvaro Cervera. Se trata de espacios para todos, a los que «deben poder llegar todas las personas», resaltó.

El libro es muy completo y se divide en cuatro partes: introducción a la accesibilidad cognitiva, información previa del edificio, sistemas de señalización del edificio e información para los usos de un edificio.

Información para todos

En «Accesibilidad cognitiva en el uso público de los edificios» se exponen ocho características con las que debe contar la información de estos entornos:

  1. Localizable. La información debe encontrarse sin el esfuerzo de buscarla.
  2. Perceptible. La información puede ser percibida por el sentido que cada persona pueda utilizar.
  3. Comprensible. El diseño de los elementos informativos permitiría que sea entendida por todos.
  4. Pertinente. La información ha se ser adecuada a la necesidad a la que da respuesta.
  5. Moderada. No debe ser excesiva y tiene que estar aislada de otros elementos informativos cercanos.
  6. Coherente. Ha de mantener entre sí una relación lógica, gracias a una buena clasificación y jerarquización.
  7. Continua. El mensaje no se debe interrumpir durante el recorrido.
  8. Homogénea. Los elementos informativos tienen que poseer características comunes.