Accedes

Introduction

Diez medidas que mejoran la accesibilidad en bares y restaurantes

La Fundación ONCE ha publicado una guía con recomendaciones para conseguir que los establecimientos de restauración sean más accesibles. Estos son algunos de los consejos para que el ocio en bares sea más inclusivo.

Diez medidas que mejoran la accesibilidad en bares y restaurantes

Los establecimientos de restauración deben adaptarse para todos los clientes

La Fundación ONCE ha publicado una guía con recomendaciones para conseguir que los establecimientos de restauración sean más accesibles. Estos son algunos de los consejos para que el ocio en bares, restaurantes y cafeterías sea más inclusivo.

La Guía de la Fundación ONCE lleva por título ¿Cómo gestionar la accesibilidad? Bares y restaurantes. En ella ofrece pautas para que estos establecimientos sean más accesibles para todos los clientes, incluidos los que tienen discapacidad.

En el documento se resalta la convicción de que “la accesibilidad ha dejado de ser sinónimo de supresión de barreras físicas para adoptar una dimensión preventiva y amplia, generalizable a todo tipo de espacios, productos y servicios”.

Tal como se comenta en la Guía, la accesibilidad es “imprescindible para el 10% de la población, necesaria para el 40% y cómoda para el 100%”. Disponer de esa accesibilidad en restaurantes, bares y cafeterías permite que todas las personas puedan acceder a estos servicios en igualdad de condiciones, con seguridad y con autonomía.

Algunas de las medidas

En la Guía de Fundación ONCE se hace un exhaustivo repaso por todas las medidas que garantizan la accesibilidad en distintos ámbitos de la restauración. Además, se ofrecen soluciones a problemas ya existentes.

Entre las recomendaciones para garantizar la accesibilidad en bares, restaurantes y cafeterías están las siguientes:

  1. Aparcamientos para personas con movilidad reducida. El establecimiento ha de contar con plazas de este tipo, perpendiculares, diagonales o paralelas a la acera para facilitar el acceso.
  2. Itinerario hasta el acceso. Debe estar bien iluminado, señalizado y comunicado. Además, es importante que se encuentre libre de obstáculos para que sea seguro.
  3. Entrada principal. La entrada al establecimiento no tendrá desniveles entre el interior y el exterior. Si los tuviera, se colocaría una rampa. No son adecuadas las puertas giratorias y la puerta debe contrastar en color con el resto de los elementos para que se distinga bien.
  4. Espacios interiores. El diseño será diáfano y sin obstáculos, en la medida de lo posible. Cuando haya que señalar distintos servicios, espacios o elementos se usará una adecuada señalización visual, que debe evitar los deslumbramientos. La iluminación se reforzará en escaleras y cambios de nivel.
  5. Mobiliario. Las mesas serán estables y permitirán aproximarse a las personas que usen silla de ruedas. Las sillas tendrán respaldo y reposabrazos y serán estables, pero no muy pesadas. En cuanto a las barras y mostradores, estarán bien señalizados y deberán ser accesibles.
  6. Pantallas. Si el establecimiento ofrece imágenes en televisión, se aconseja disponer de opción de subtitulado, audiodescripción y lenguaje de signos. En cuanto al sonido, debe ser moderado para no interferir en la comunicación.
  7. Máquinas expendedoras e interactivas. Si existen varias máquinas con este cometido, al menos una de ellas debería ser accesible. Para ello deben estar bien localizadas y en itinerarios accesibles, además de contar con teclas fácilmente distinguibles tanto visual como táctilmente.
  8. Aseos. El diseño y la ubicación de los baños debe permitir el acceso de todos los clientes. Se evitará colocarlos en plantas bajas o altas, a no ser que exista un elevador o un ascensor.
  9. Cubertería y menaje. Se recomienda que la cubertería no sea demasiado pesada. Con respecto a la vajilla y la cristalería, en la medida de lo posible deberían contrastar en color con la mantelería.
  10. Terrazas. Las terrazas situadas en las aceras se colocarán alineadas lo más próximas al bordillo. Se cuidará de que ningún elemento, como toldos o sombrillas, puedan colisionar con el viandante.

La Guía está disponible en la biblioteca online de la Fundación ONCE. Puedes descargarla completa aquí.