Accedes

Introduction

El número de personas con discapacidad aumentará por las secuelas de la COVID-19

El número de personas con discapacidad aumentará en los próximos años por las secuelas de la pandemia de coronavirus. Por este motivo, los médicos rehabilitadores han pedido una reorganización de los protocolos.

El número de personas con discapacidad aumentará por las secuelas de la COVID-19

La necesidad de rehabilitación crecerá en los próximos años.

El número de personas con discapacidad aumentará en los próximos años por las secuelas de la pandemia de coronavirus. Por este motivo, los médicos rehabilitadores han pedido una reorganización del modelo asistencial.

Actualmente existen en España más de cuatro millones de personas con discapacidad. Son datos de la última Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y Situaciones de Dependencia, del año 2008 (está previsto que en 2021 se renueven el estudio).

Sin embargo, la crisis del coronavirus ha aumentado de forma considerable el número de personas con discapacidad. El motivo son las graves secuelas físicas que han sufrido muchos de los afectados por la enfermedad.

La Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) ha alertado de ello en una nota de prensa con motivo del Día Internacional de la Discapacidad, que se celebra cada 3 de diciembre.

Desde las SERMEF han destacado que, además de las enfermedades asociadas al envejecimiento, las secuelas de la COVID-19 van a provocar “serios problemas y una crisis para absorber tal demanda que puede poner al límite al Sistema Sanitario”.

Algunas de las secuelas que deja el coronavirus son respiratorias y neuromusculares. Esto se traduce en una destacada pérdida muscular y déficits de funcionalidad “que impactan de forma negativa en la calidad de vida de los pacientes, así como en la de sus familiares y cuidadores”. En estes sentido, el síndrome post-UCI provoca secuelas por la inmovilidad mantenida en el tiempo.

Tal como han demandado algunas entidades del sector de la discapacidad, es necesario que se tenga en cuenta, como parte activa, a las personas con discapacidad para salir de la crisis. Una crisis que se extiende a muchos ámbitos y que tiene a las personas con discapacidad como uno de sus principales perjudicados.

Además, el aumento de las personas con discapacidad a consecuencia de la COVID-19 generará mayores necesidades en materia de accesibilidad para las que habría que prepararse.