¿Qué es el turismo accesible?

El turismo accesible tiene ventajas tanto para las personas con discapacidad como para el resto. Es la oportunidad de que todos podamos disfrutar del ocio sin barreras.

Turismo accesible

 

Para garantizar la accesibilidad, todo el viaje, de principio a fin, debe estar adaptado a las personas con discapacidad. Esto implica: planificación, transportes, información turística, alojamientos, accesos, locales de restauración, museos, actividades…

El turismo accesible no debe ser una solución aislada. Aparte de las personas con discapacidad, todos los turistas se benefician de un entorno accesible. Además, hay determinados momentos vitales, como el embarazo, una lesión física o la vejez, que precisan de entornos turísticos accesibles.

Accesibilidad universal en el turismo

La accesibilidad es imprescindible para el 10% de la población y necesaria para el 40%. Son datos de PREDIF, la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física.

El concepto de turismo accesible se relaciona de forma directa con el de accesibilidad universal.

No basta con eliminar las barreras arquitectónicas. El turismo accesible implica que el diseño cumpla las normas de la accesibilidad universal. También es importante que el personal de los establecimientos esté sensibilizado con el tema.

Turismo accesible en España

En España, 4 millones de personas son potenciales clientes de la oferta turística accesible, pero aún queda mucho camino por recorrer.

Un 40% de los hoteles españoles no tiene habitaciones adaptadas, ni recepción accesible. Tampoco cuentan con personal con formación específica para atender a personas con discapacidad física. Son datos del Observatorio de Accesibilidad Universal del Turismo en España, de la Fundación ONCE.

El 50% de los restaurantes no tiene baño adaptado ni acceso adecuado para personas con discapacidad. Con respecto a las oficinas de turismo, el 60% no tienen punto de información accesible y en el 70% de ellas no hay datos sobre turismo accesible, según la ONCE.

Cómo saber si un destino es accesible

ciudad accesible
Paseo accesible

Aunque las leyes reconocen el derecho a un turismo accesible, la realidad va más despacio. Hay muchos entornos turísticos que no son accesibles o que lo son de forma parcial.

Antes de emprender el viaje, conviene saber si todo el recorrido está adaptado a las distintas discapacidades.

Muchas de las grandes capitales son ciudades accesibles y contienen en su web consejos y lugares accesibles. Es bueno consultarlas antes del viaje.

Además, es muy útil la plataforma TUR4all (Turismo Accesible para Todos). Se trata de una aplicación para móvil y una página web. En ellas se recogen valoraciones de destinos accesibles por parte de expertos. Pero es igualmente una plataforma colaborativa donde los viajeros cuentan sus experiencias de vacaciones.

TUR4all es también un sello de calidad que reciben los establecimientos turísticos comprometidos con el turismo accesible.

Además, conviene asegurarse de que los transportes a utilizar son accesibles. La mayoría de las grandes empresas tiene recursos de accesibilidad. Por ejemplo, en Renfe, el Servicio Atendo, disponible en lectura fácil, ofrece ayuda a personas con discapacidad.

Los mejores destinos accesibles

La necesidad de consolidar el turismo accesible crece. Por ello, la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Fundación ONCE han creado este año los premios “Destinos Turísticos Accesibles”. Son un reconocimiento anual a los lugares que muestran más interés en hacerse accesibles para todas las discapacidades: física, sensorial o cognitiva.

Así, el premio es para un destino concreto accesible, pero hay otras categorías. Destinos urbanos, de sol y playa, de montaña, rurales o de patrimonio cultural también compiten.

Los premiados se conocerán en el último trimestre de este año.